20 de septiembre de 2012

Viajar barato

Creo que en los tiempos que corren, una de las cosas más importantes a las que prestamos atención es al dinero. Si encima nos gusta viajar, posiblemente estemos una situación de impotencia por no poder hacer frente a los gastos que supone un viaje al extranjero, por mucho que ahorremos. 



Muchas de las herramientas que usamos para viajar y que antes eran consideradas "baratas" ahora se están volviendo cada vez más caras, como es el caso del billete de InterRail. Hace unos años era mucho más asequible ya que estaba pensado para el público joven, aventurero y con pocos recursos económicos. A día de hoy, si quieres hacer un viaje por varios países en poco tiempo, te lo tienes que pensar dos veces. 

En los tres InterRailes que he hecho hasta ahora, nunca me he gastado más de 500€ con todos los gastos incluidos. Hay que pensar que si se quiere ahorrar, hay que prescindir de muchas cosas superfluas como comprar souvenirs o excederse en las comidas y bebidas. 

Transporte

  • Vuelos: busca los vuelos más baratos que encuentres, no importa el horario. Muchas veces buscar los vuelos con meses de antelación no supone encontrar los más baratos, ya que a veces hay ofertas especiales que salen justo semanas antes. Lo más caro que he llegado a pagar por un avión ha sido con Wizzair, que pagamos 55€ aproximadamente de Cluj-Napoca (Rumanía) a Madrid. Ryanair o Easy Jet, además de Wizzair son algunas de las aerolíneas más baratas... ¿calidad? pésima, pero no se puede pedir más por los precios que se pagan. 
  • Desplazamiento: si tienes pensado ir a más de dos ciudades, busca las opciones que tienes. Bien por tren o bien en autobús. Si sois un grupo pequeño o en pareja y tenéis carnet de conducir, el coche es la mejor opción y la más barata. Si en cambio sois un grupo grande y no todo el mundo sabe conducir, el InterRail es una opción. Ya he dicho que hoy los precios son bastante elevados, pero se pueden sopesar las opciones y las ventajas que tiene: vas a poder subir en casi todos los trenes, a la hora que quieras y en dirección que quieras; un tren es más cómodo y rápido que un autobús, por lo que vas a terminar menos cansado en los viajes que hagas de ciudad en ciudad; las estaciones de tren son más céntricas y fáciles de encontrar, con lo que te puedes ahorrar la molestia de buscar la estación de autobuses; los horarios de los autobuses suelen ser más reducidos que los de los trenes, con lo que tienes menos opciones de viajar a la hora que quieras. Pero también tiene sus desventajas: no puedes subir a todos los trenes como los de alta velocidad o los nocturnos (aunque en estos tienes descuento); puede ocurrir que subas en un tren lleno y tengas que ir de pie, porque el hecho de tener un billete de InterRail no supone tener un asiento asegurado así que te puedes pasar un viaje levantándote del sitio y buscando otro. 
  • Gastos extra: siempre vas a tener gastos extra en transporte: si vives fuera de la ciudad donde coges el avión, vas a tener que pagar el desplazamiento hasta allí; los metros, tranvías o autobuses de las ciudades siempre son un gasto que hay que tener en cuenta. En este segundo caso, si sois un grupo recomiendo sacar un ticket de varios viajes entre todos, así os sale más barato.

Alojamiento

  • Albergues: es la mejor opción si quieres ir de barato. Los albergues te proporcionan una cama y un sitio donde dormir, pero no puedes esperar mucho más. Algunos incluso hasta incluyen desayuno o cocina para que puedas preparar allí tus cenas. En la mayoría de los albergues las camas son literas, así que asegúrate de que la habitación es solo para vosotros, así os podéis evitar riego de robos o cosas parecidas. Además, tener una habitación para vosotros solos es lo mejor para no molestar a nadie. Hay albergues más caro que otros, pero yo nunca he estado en ninguno por encima de los 25€. El más barato fue en Polonia que pagamos 6€ la noche y era un albergue muy majo. 

Comida

  • Lo mejor que podéis hacer en cuanto a comida es comprar en supermercados pan y embutido. Os sale muy barato y os podéis ahorrar una buena pasta si no dependéis de restaurantes o mcdonals. También es verdad que muchas veces se quiere probar la comida del país en el que estamos. Nosotros solemos ir a un restaurante por cada país y así comprobar que tipo de comida hay. En el caso de Polonia, tuvimos que comer casi todos los días de restaurante porque comer en la calle era imposible debido al frío, pero allí es todo muy barato y no hay comparación. 
  • Tened en cuenta que en los aviones (si no facturáis) podéis meter comida embutida, no enlatada ni nada parecido y tampoco botes de bebida o zumos. En mi opinión es mejor comprar la comida en el destino y así te ahorras esos kilos que te quita la comida (en la maleta). 
  • Si vais a comer de restaurante en un país anglosajón o del este, no busquéis uno a las 3 de la tarde porque no hay nada a esa hora, ya que allí se come mucho antes. Además, en muchos sitios he visto que a partir de las 3 quitan el menú y sólo se puede comer por carta, con lo cual es más caro. Mi consejo es que comáis antes de las 2, en un restaurante alejado de la zona turística y que pidáis todo lo del menú de forma repartida, así podéis probar todo entre todos. 

Tampoco hace falta que de muchos más consejos, lo importante es tener control del dinero que se lleva y no dejarse llevar. Hay que saber buscar las ofertas y no quedarse con lo que se tenga más a mano pues puede ser lo más caro. 

En este mismo blog, en la sección Tips se puede encontrar información y herramientas para un viaje asequible. Espero que os haya servido de ayuda, al menos un poquito :)

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tu comentario!